Turnos

(011) 4014 6000

Emergencia vascular y cerebral

+54 011 4014 6006

Turnos e informacion
+54 011 4014 6000
José Hernández 1642
+54 011 4014 6000
Luis María Campos 1385 1° Piso
Consultorios Externos
Zabala 1680
Centro de Imágenes
       

NOVEDADES






25/10/2021

¿Cambió en los últimos 10 años el grado de conocimiento de los porteños acerca del ACV?

¿Cambió en los últimos 10 años el grado de conocimiento de los porteños acerca del ACV?

La clínica La Sagrada Familia con el apoyo de la Fundación FENERI realizó este año la actualización de la encuesta que mide el grado de conocimiento que tiene la población de la Ciudad de Buenos Aires acerca de los factores de riesgo y señales de alerta de los Ataques Cerebro Vasculares (ACV). El estudio arrojó que después de 10 años, más del 25% continua sin adoptar una actitud de urgencia cuando reconoce una señal de alerta del ACV. Es decir, decide esperar una hora o un día antes de actuar: concurrir a una guardia o llamar al médico de forma inmediata.

“Deciden esperar una hora o un día antes de actuar y es fundamental entender que tiempo es cerebro y que cada minuto que pasa cuando ocurre un ACV equivale a la muerte de dos millones de neuronas”, sostiene el Dr. Pedro Lylyk, neurocirujano, director general de la Clínica La Sagrada Familia.

El estudio sobre el ACV, se trata de una investigación probabilística realizada por cuotas de sexo, edad y nivel socioeconómico de la población. Entre los datos recogidos,   el 22% de los encuestados considera que: si una persona sufre un ACV y recibe tratamiento puede no recuperarse plenamente. “Necesitamos modificar la idea que tiene la gente sobre el ACV. Tenemos buenas noticias: si una persona sufre un ACV y recibe atención inmediata su pronóstico seguramente será favorable. La clave reside en actuar con celeridad: identificar las señales de alerta y concurrir al servicio de salud más cercano que cuente con mayor tecnología”, asegura Lylyk.

Factores de riesgo

Los encuestados sostienen que el estrés es la primer causa de un ataque Cerebro Vascular. Sin embargo, los especialistas aseguran que es un factor importante, pero que hay otros más determinantes como: la hipertensión, diabetes, tabaquismo, determinadas arritmias cardiacas, sedentarismo  . “Si bien es considerado un factor de riesgo para la enfermedad cerebrovascular  cumpliría un rol menos directo ”, asegura el Dr. Juan Jose Cirio, Jefe de Neurología de la Clínica La Sagrada Familia.

Un problema no sólo de hombres

Los especialistas aseguran que el ACV no hace discriminación de sexo. Afecta tanto a unos como a otros. Los encuestados opinan de igual modo. Sin embargo, hay mayor desconocimiento en relación con los factores que pueden aumentar el riesgo de ACV en mujeres: más del 43% desconoce cuáles pueden ser y los que señalan en primer lugar son: las migrañas y el uso de anticonceptivos orales. Los especialistas aseguran que si bien en una minoría de las mujeres jóvenes la migraña y el uso de anticonceptivos puede jugar un rol en la enfermedad cerebrovascular, continúan siendo los mismos factores riesgo (hipertensión, diabetes, dislipemia, arritmias cardiacas) los más relevantes. Los médicos aseguran que la mujer durante su edad fértil tiene un factor de protección de riesgo vascular, que luego de la menopausia se va perdiendo y eso hace que se iguale su riesgo con el de los hombres.

“Tanto para el hombres como para las mujeres hábitos de vida saludable como una alimentación con menor cantidad de sal, alimentos menos procesados la incorporación de frutas y verduras, la actividad física rutinaria, el control del peso y el buen control de la presión arterial, no fumar, buen control de la diabetes y colesterol a través de la consulta medica preventiva ayudan a disminuir el riesgo no solo del ACV si no tambien del infarto cardiaco”, recomienda Cirio.

Actuar de forma inmediata

Las personas encuestadas identifican como alertas importantes a las que se debe prestar atención y consultar de inmediato con los profesionales a la parálisis facial o corporal y los problemas para hablar o entender.  Al respecto el Dr. Pedro Lylyk sostiene que: “Al igual de lo que se observaba en el 2017, las señales de alerta que causan una reacción inmediata son aquellas que reúnen varios síntomas juntos:  sentir parálisis de una parte del cuerpo junto con problemas en el habla o en los casos que no pueden tomar objetos de la cartera y empezar babear y cuando intentan pedir ayudar no pueden pronunciar palabra”. Sin embargo, el dolor de cabeza súbito, de máxima intensidad no fue reconocido por el 30% de los encuestados como un signo de alerta del ACV. “Este tipo de dolor de cabeza muchas veces referido “como el peor dolor de cabeza de su vida, que comienza en forma repentina” se incluye dentro de los síntomas de ACV porque el mismo es sugestivo de la ruptura de un aneurisma cerebral, siendo el dolor generado por la súbita salida de sangre de las arterias al romperse el aneurisma hacia las meninges o incluso hacia el tejido cerebral mismo”, explica Lylyk.

Por otra parte, para los especialistas resulta alarmante que:

  • El 25%  no actuaría de forma inmediata si registrará problemas repentinos en la coordinación.
  • El 29%  no haría nada o esperaría si ve que alguien de su entorno de forma repentina dice que ve doble.
  • El 33%  expresa que no actuaría rápido si percibe confusión repentina.

Información y ACV

Los encuestados consideran que hay menor cantidad de información circulando sobre los ataques cerebrovasculares. De todos modos, esto no es solo efecto de la infodemia sino que este dato viene declinando año tras año desde el 2013, llegando al 28 por ciento los que expresan que hay menor información al respecto.

 

 

 





Durante un ataque cerebral perdemos 2.000.000 de neuronas por minuto.
Cada segundo cuenta.
EnglishSpanishUkrainian