Turnos

(011) 4014 6000

Emergencia vascular y cerebral

+54 011 4014 6006

Turnos e informacion
+54 011 4014 6000
José Hernández 1642
+54 011 4014 6000
Luis María Campos 1385 1° Piso
Consultorios Externos
Zabala 1680
Centro de Imágenes
       

NOVEDADES






12/08/2022

Tratamiento mínimamente invasivo para la columna: hernia de disco

Conocé qué tratamientos realizamos cuando el disco ubicado entre las vértebras de la columna se aplasta, rompe o se desplaza hacia afuera y ocurre la enfermedad conocida como hernia de disco.

La columna vertebral es propensa a sufrir desgaste, enfermedades degenerativas y traumas. El llamado “dolor de espalda” resulta, en general, de la compresión nerviosa, asociada a diversas causas como las contracturas, la enfermedad del disco, la hernia de disco, la osteoartritis, los tumores de médula, entre otros.

Nuestra columna contiene vértebras que están separadas por discos. Son los discos vertebrales los que nos permiten la flexibilidad en la columna y actúan como amortiguadores por ejemplo, cuando nos agachamos, nos estiramos, caminamos, corremos o saltamos. 

Cuando esos discos pierden sus propiedades, se pueden aplastar, romper y herniarse (desplazarse hacia afuera de su espacio natural). Esto produce rigidez de la columna vertebral lo que provoca un dolor intenso, que puede extenderse o ejercer presión sobre los nervios cercanos. Por ejemplo, cuando ocurre en la parte lumbar de la columna, aparece el dolor de ciática.

El disco que se desplaza o sale de su lugar es el que provoca la hernia de disco o hernia discal. Suelen ocurrir con mayor frecuencia en hombres a partir de los 30 años y generalmente es producto de una actividad exigida (como levantar objetos pesados). 

Pero también existen otros factores que pueden provocarla:

  • Vida sedentaria
  • Sobrepeso
  • Tabaquismo
  • Estar quieto en la misma posición por muchas horas

 

Tratamientos para la hernia discal en nuestra clínica

Actualmente, las técnicas mínimamente invasivas permiten la curación de la hernia sin operar. Estas técnicas pueden emplear gelificación del disco con etanol, ozonoterapia, nucleotomía percutánea, según cada caso en particular.

Cuando un paciente llega con dolor de espalda, nuestro equipo médico deberá conocer primero qué tipo de enfermedad se trata. Para ello, el profesional podrá solicitar estudios de diagnóstico por imágenes como Tomografía Axial Computada, Resonancia Magnética Nuclear, Mielografía o Rayos X. También podrá evaluar solicitar test de laboratorio para descartar infecciones, tumores u otras patologías.

En el 92% de los casos los procedimientos no son quirúrgicos, se realizan en forma ambulatoria y con una pronta recuperación. Los tratamientos que realizamos son:

 

Nucleosis

Esta técnica usa alcohol gelificado. Se combina con corticoides intraarticulares y carillas facetarias. El alcohol gelificado genera una reacción de retracción del disco herniado, lentamente, con reducción de la presión intradiscal, con alivio del dolor, y preservación de la función de la raíz nerviosa.

Ozonoterapia

El tratamiento se realiza con la inyección local de ozono, produciendo una serie de fenómenos que tienen un efecto analgésico y antiinflamatorio.

Discectomía endoscópica 

Se realiza en aquellos casos donde se requiere una intervención quirúrgica. De todos modos, se trata de una cirugía mínimamente invasiva que se usa para remover el núcleo pulposo del disco herniado, para reducir su tamaño, presión y de esta manera aliviar el dolor.

Laminectomía 

Puede ser realizada en todas las regiones de la columna vertebral (lumbar, torácica o cervical) para aliviar la presión sobre la médula espinal y sus nervios. La técnica consiste en la remoción de la lámina ósea que forma el cuerpo vertebral. Este procedimiento también es conocido como descompresión espinal, ya que alivia la presión sobre los nervios a la salida de la médula.

 

 

Conocé más sobre nuestros servicios.





Durante un ataque cerebral perdemos 2.000.000 de neuronas por minuto.
Cada segundo cuenta.
EnglishSpanishUkrainian